CATEGORÍAS

PLATERO Y YO

El próximo lunes 27 de Junio, estrenamos un proyecto de música y poesía que decidimos llamar: "Traiga cuentos la guitarra", frase de la Milonga de dos hermanos de Borges. El espectáculo pretende hacer notar cómo un arte se traduce a otro, y en la medida de lo posible, hacer notar que en el arte, uno más uno nunca son dos. Os adjunto una descripción del programa detallada, un dibujo de Platero de mi hija y una fotito en directo, además de la dirección del sitio donde actuaremos, que es la CASA DE GALICIA EN MADRID, en la calle Casado del Alisal 8, entre el Museo del Prado y el Retiro. Os espero.

DESCRIPCIÓN:


Suite PLATERO Y YO es una serie de
conciertos, guitarra y voz hablada que surge del interés por observar cómo las
sugestiones que un músico Ede la literatura, se convierten en música. Es
decir, cómo se traduce un arte en otro, de la poesía a la música.

En esta ocasión el programa toma como punto de partida los textos que
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ escribió para su obra PLATERO Y YO y la música
que compuso 50 años después EDUARDO SÁINZ DE LA MAZA, composición
musical inspirada en ocho de los capítulos del libro de Juan Ramón;

el paso imperceptible de la prosa poética a la música

evocadora de la guitarra.
Para terminar la presentación, una cita de Enrico Fubini:
“Quien juzga que la música está dotada de una capacidad expresiva
y denotativa, considera que tal arte puede encontrar su realización más
adecuada precisamente en simbiosis con el lenguaje de la poesía: de este
modo, los respectivos poderes semánticos se verían, gracias a tal unión,
potenciados.”








3 comentarios:

Javier dijo...

Pinta bien el programa, maestro. Haremos lo posible por no perdérnoslo.
Y creo que el bardo de Moguer se imaginaría a Platero tal y como lo ha interpretado la pequeñaja.
Abrazos.

david dijo...

Ya sé que te pilla de cumpleaños, pero si puedes ir te gustará

Anónimo dijo...

Hola pareja. Ayer me encanto lo que hicisteis. Hecho con mucho gusto y más el escucharlo. Mercedes parecía a ratos que ni interpretaba de lo natural que lo hacía. Que envidia tengo de Adela, que alguien le cuente cuentos así por las noches ¡Y la "Catedral" de regalo, me flipó...gracias maestro!

Un abrazo,

Pablo